viernes, 1 de junio de 2012

Cuando confiamos (buena charla)


observen estas fotos (espere unos segundos).



Cuando su mamá o la persona que trabaja en su casa compra espagueti, ¿ella lo compra de esta manera verdad? (apunte a la foto del espagueti crudo). Pero para que puedas comer esta deliciosa macarronada (enseñe la foto), tendrá que esperar que esté lista, ¿es verdad? Tu mamá o la persona que hace comida en tu casa confía que el espagueti se ira a cocinar cuando es colocado en agua hirviendo y, así ella podrá hacer una buena macarronada. 

En la palabra de Dios escrito esta: “Ciertamente ninguno de cuantos esperan en ti serán avergonzados…” (Salmos 25.3). 

Por eso, confíen, crean, que Dios ira a transformar en bendiciones todo lo que hay malo en su vida, así como el espagueti crudo se torno una deliciosa macarronada. 

Por haber confiado en Dios, la vergüenza de Elisabeth fue transformada en bendiciones, Y ella, mismo siendo viejita, paso a ser madre y su hijo le dio muchas alegrías. Miren, niños, cuando confiamos en Dios somos bendecidos, pues quien confía en Él vence todo el mal. Quien aquí ira confiar siempre en Dios diga “yo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada